You are here

Historia

Historia

 

El OIEA se creó en 1957 como respuesta a los profundos temores y las expectativas que infundían los descubrimientos y variados usos de la tecnología nuclear. La génesis del Organismo se remonta al discurso “Átomos para la paz” pronunciado por Eisenhower, presidente de los Estados Unidos, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 8 de diciembre de 1953.

La ratificación estadounidense del Estatuto por el presidente Eisenhower, el 29 de julio de 1957, marca el nacimiento oficial del Organismo Internacional de Energía Atómica. En la conferencia de prensa celebrada tras la ceremonia de firma en el jardín de rosas de la Casa Blanca, en Washington D. C., el presidente Eisenhower evocó su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas de diciembre de 1953, en el que había propuesto crear el OIEA.

              “En realidad, no hicimos más que cristalizar una esperanza que iba creciendo en muchas mentes en muchos lugares [...] la división del átomo podría llevar a la unificación de todo el mundo dividido.”

El OIEA está estrechamente vinculado a la tecnología nuclear y sus controvertidas aplicaciones, ya sea como arma o como instrumento práctico y útil. Las ideas expresadas por el presidente Eisenhower en su discurso de 1953 ayudaron a dar forma al Estatuto del OIEA, que fue aprobado por unanimidad por 81 naciones en octubre de 1956.

El Organismo fue creado como la organización mundial de los “Átomos para la paz” dentro del sistema de las Naciones Unidas. Desde el primer momento, se le otorgó el mandato de trabajar con sus Estados Miembros y múltiples asociados de todo el mundo para promover el uso de las tecnologías nucleares con fines pacíficos y en condiciones de seguridad tecnológica y física. Los objetivos de la doble misión del OIEA —promover y controlar el átomo— están definidos en el artículo II del Estatuto del OIEA.

             “El Organismo procurará acelerar y aumentar la contribución de la energía atómica a la paz, la salud y la prosperidad en el mundo entero. En la medida que le sea posible se asegurará que la asistencia que preste, o la que se preste a petición suya, o bajo su dirección o control, no sea utilizada de modo que contribuya a fines militares.”

En octubre de 1957, los delegados presentes en la primera Conferencia General decidieron establecer la sede del OIEA en Viena (Austria). Hasta la inauguración del Centro Internacional de Viena, en agosto de 1979, el antiguo Grand Hotel, próximo a la Ópera de Viena, fue la sede temporal del Organismo.

El OIEA tiene asimismo dos oficinas regionales, ubicadas en Toronto (Canadá) —desde 1979— y Tokio (Japón) —desde 1984—, así como dos oficinas de enlace, en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos de América) —desde 1957— y en Ginebra (Suiza) —desde 1965—. El Organismo cuenta con laboratorios especializados en tecnología nuclear en Viena y en Seibersdorf (Austria), inaugurados en 1961, y, desde 1961, en Mónaco.

Síganos

Boletín informativo