You are here

El OIEA, la OMS y la OPS ayudan a Colombia a ampliar el control del cáncer

,
,

En el marco de la evaluación imPACT, expertos del OIEA, la OMS y la OPS entrevistaron a miembros del personal de 21 instituciones proveedoras de asistencia sanitaria de toda Colombia. (Fotografía: L. Loaiza)

Hoy en día el cáncer es la segunda causa de mortalidad en Colombia y representa un importante desafío para la salud pública, ya que impone una pesada carga financiera para el sistema sanitario. De las estimaciones realizadas por el Observatorio Mundial del Cáncer del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) se desprende que el número de casos y muertes por cáncer en Colombia aumentará cerca del 40 % y del 50 % en 2030 y 2040 respectivamente.

Un grupo de 11 expertos internacionales de todos los ámbitos de prevención y control del cáncer, procedentes de varios países de América Latina y el Caribe, visitó Colombia entre el 21 y el 25 de noviembre en el marco de una misión imPACT coordinada y dirigida por el OIEA conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El grupo interdisciplinar recorrió 11 000 kilómetros dentro del país, visitó 8 hospitales públicos y 11 privados y mantuvo reuniones con cerca de 100 agentes locales, con el objetivo de examinar las desigualdades geográficas y económicas que condicionan el acceso a los servicios de atención oncológica. Una vez recopiladas sus conclusiones, el grupo se reunió con el Ministerio de Salud y Protección Social para compartir sus recomendaciones. Asimismo, a partir del mes de julio de este año y con el objetivo de recopilar el mayor número posible de pruebas y testimonios, los expertos encargados de la evaluación entrevistaron a representantes de las instituciones proveedoras de servicios de salud y administradores de la salud pública, tanto a nivel nacional como local, mediante cuestionarios en línea, grupos de discusión, entrevistas individuales y talleres regionales que abarcaron las cinco regiones de Colombia. La actividad contó con el apoyo de 21 expertos nacionales designados por el Ministerio de Salud de Colombia.

“La evaluación tuvo como objetivo identificar oportunidades para mejorar la calidad y contribuyó a fortalecer la equidad de los servicios oncológicos a través del suministro de la información necesaria para la planificación y evaluación de acciones”, afirmó Nubia Bautista, Subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social. “Esta evaluación imPACT ha procurado captar la diversidad geográfica, cultural y socioeconómica de Colombia. A pesar de la creciente capacidad humana y tecnológica del país, hay comunidades en Colombia cuyo acceso a los servicios e instalaciones de prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer es limitado. Esto comprende a las comunidades ancestrales, las comunidades aisladas y las comunidades de migrantes”.

El objetivo de las evaluaciones imPACT consiste en realizar un análisis participativo de las capacidades y necesidades del sistema sanitario de un país en materia de prevención y control del cáncer. Colombia solicitó su primera evaluación imPACT en 2011 y, basándose en sus recomendaciones, en 2012 puso en marcha su Plan Decenal para el Control del Cáncer. En noviembre de 2022, a solicitud del Ministerio de Salud y Protección Social, se dio inicio a la evaluación imPACT de seguimiento, en cuyo marco un equipo de expertos del OIEA, la OMS y la OPS realizarían una evaluación exhaustiva de las capacidades del país para el control del cáncer.

Las entrevistas y conversaciones se llevaron a cabo mediante cuestionarios en línea, grupos de discusión, entrevistas individuales y talleres regionales que abarcaron las cinco regiones de Colombia. (Fotografía: G. Venegas)

Para reducir la desigualdad en el acceso a los servicios en regiones y grupos de población específicos, en especial en regiones remotas del país, comunidades ancestrales y poblaciones migrantes, los expertos de la evaluación imPACT propusieron la creación de un modelo de atención coordinada, que incluya estrategias como la asistencia extrahospitalaria, el uso de telemedicina y la aplicación de tecnologías apropiadas.

La evaluación imPACT permitió identificar otras deficiencias importantes en la prestación de servicios de control del cáncer que deben ser subsanadas para promover un acceso equitativo a los servicios de prevención y control del cáncer. En el informe de la evaluación se plantea la necesidad de contar con un programa de detección precoz para reducir el número de casos de cáncer en fase avanzada. También se presentan en detalle sistemas de información para la vigilancia del cáncer que permitirán mejorar el registro nacional del cáncer que rastrea datos relativos a enfermos y sobevivientes de esa enfermedad.

Según Juan Pablo Parra, Oficial Nacional de Enlace para la cooperación técnica con el OIEA en Colombia, “la misión imPACT fue un éxito dado que la idea de dirigirla a los territorios y de abarcar zonas remotas fue muy bien recibida y está en consonancia con la visión del nuevo gobierno”. Destacó asimismo el enfoque de la misión en cuestiones transversales, incluidas las relativas a las comunidades indígenas y remotas.

“Sin lugar a dudas, aún falta mucho camino por recorrer antes de que podamos garantizar que toda la población colombiana tenga las mismas oportunidades de prevenir el cáncer y que podamos mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos”, afirmó Carolina Corcho, Ministra de Salud y Protección Social. “Debemos llegar a todos los colombianos y debemos brindar el mejor servicio posible sin discriminación alguna, ya sea geográfica o socioeconómica. En definitiva, estamos trabajando para transformar y construir un sistema sanitario inclusivo, predictivo y preventivo, capaz de cerrar las brechas actuales”.

Las evaluaciones imPACT proporcionan a los gobiernos y a sus asociados un análisis de la situación inicial y un conjunto de recomendaciones que sirven de guía para planificar las actuaciones en materia de control del cáncer y las inversiones en todos los ámbitos de esta esfera, desde la prevención hasta los cuidados paliativos. Desde 2005, el OIEA ha efectuado más de 100 evaluaciones imPACT en los países miembros.

La desigualdad en el acceso a los servicios de control y atención del cáncer en las comunidades desatendidas, rurales y remotas fue otro de los centros de atención de la evaluación imPACT. (Fotografía: G. Saporiti/OIEA)

Síganos

Hoja informativa