Gestión de la preparación y la respuesta en el sector agrícola

 

La respuesta de las autoridades agrícolas y alimentarias ante las emergencias radiológicas debe ser la misma que ante cualquier emergencia en la que haya materiales peligrosos. La planificación y aplicación de principios de seguridad radiológica establecidos es esencial para evitar caer en ideas erróneas sobre la radiación y la radiactividad que podrían dar lugar a la adopción de decisiones y medidas perjudiciales.

La emisión accidental o dolosa de radionucleidos al medio ambiente puede amenazar la vida y alterar el desarrollo socioeconómico. La experiencia pasada ha puesto de manifiesto que las comunidades rurales, la producción agrícola y el abastecimiento de alimentos pueden verse afectados. Esas emisiones suelen ser sucesos locales, pero pueden tener consecuencias internacionales o incluso mundiales. A menudo, su naturaleza exacta, manifestación o consecuencias no son previsibles.

Los gobiernos tienen la obligación de elaborar y ejecutar planes de emergencia para mitigar el impacto de estos sucesos. Las medidas de respuesta pueden requerir la intervención de varias ramas de la administración pública y diversas organizaciones, y tener consecuencias a largo plazo para la población, el comercio y la economía.

La FAO y el OIEA son partes en las convenciones internacionales sobre pronta notificación y sobre asistencia por las que se rigen las situaciones de emergencia radiológica o nuclear. La FAO ayuda a los Estados Miembros a prepararse y a responder con eficacia a tales emergencias, prestando apoyo y ayudando a desarrollar, coordinar y aplicar procedimientos y mecanismos de respuesta pertinentes.

Síganos

Hoja informativa