You are here

TRACE, el Instrumento del OIEA para Evaluar las Alarmas por Radiación y las Mercancías, ayuda a facilitar el comercio y a mantener la seguridad física en Sri Lanka

21/12/2017
En los últimos decenios, autoridades de todo el mundo han instalado en puestos fronterizos y puertos marítimos más de 10 000 pórticos detectores de radiación con el fin de interceptar material nuclear de contrabando y, de ese modo, reducir el riesgo de terrorismo nuclear. Se trata de pórticos capaces de detectar material radiactivo que permiten a los funcionarios de aduanas impedir el tráfico ilícito de esos materiales. Los pórticos han de ser sensibles para detectar cantidades muy pequeñas de material nuclear y, por esa razón, también se disparan cuando detectan material radiactivo natural (NORM) presente en productos como la cerámica, los abonos y las semillas de soja. Es preciso resolver a diario miles de esas falsas alarmas de forma rápida y segura para no entorpecer el comercio ni poner en riesgo la seguridad física. Con ese fin, ahora los funcionarios de aduanas tienen a su disposición una nueva aplicación móvil creada por el OIEA.Jada Perera, Director de Aduanas de Sri Lanka, dice: “El puerto de Colombo es uno de los grandes puntos de tránsito comercial entre Oriente y Occidente, y cada año pasan por él millones de contenedores. Necesitamos instrumentos que nos ayuden a realizar evaluaciones fundamentadas de todas las mercancías que transitan por nuestro puerto. Si existe radiactividad de cualquier clase, se detecta. La dificultad ante la que nos encontramos es determinar si una alarma que ha saltado por haber detectado radiación es falsa o no. Si no podemos obtener rápidamente información sobre si un envío podría contener material radiactivo natural, esas alarmas pueden entorpecer el comercio, ya que demoran los envíos e interrumpen el funcionamiento normal de nuestro puerto”.TRACE, el Instrumento para Evaluar las Alarmas por Radiación y las Mercancías del OIEA, se creó en forma de aplicación para teléfonos inteligentes en el marco de un proyecto coordinado de investigación en el que participaron expertos del OIEA y de más de una veintena de países. Para ello, emplearon la información sobre mercancías e isótopos recopilada por los pórticos detectores de radiación. Se basa en las huellas radiactivas de las diferentes mercancías. Para los funcionarios de aduanas, como el Sr. Perera, es de gran utilidad poder distinguir de este modo entre las mercancías. “TRACE nos proporciona información inmediata sobre cada material, de modo que los funcionarios de aduanas pueden tomar decisiones con más rapidez y seguridad, lo que en última instancia facilita el comercio, que es lo que pretendemos”, señala.El Sr. Perera añade que TRACE ayuda a determinar si una alarma por radiación se corresponde con lo que se ha declarado que hay en el interior del contenedor.  <p>

“Nos preocupa el tráfico ilícito de materiales nucleares y otros materiales radiactivos —aclara—. Por ejemplo, si la documentación de un envío indica que contiene cerámica, deberíamos observar ínfimas cantidades de torio natural al examinar la mercancía con el equipo de detección de radiación. Si observamos un espectro de cobalto 60, sabemos que probablemente el remitente esté declarando cerámicas para enviar de contrabando una fuente de cobalto 60. En ese momento la mercancía queda retenida y se procede a una segunda inspección”.<p>

Dado que cada isótopo posee propiedades radiológicas distintas, es prácticamente imposible ocultar material radiactivo de contrabando en mercancías que contengan material radiactivo natural, puntualiza el Sr. Perera.Nirasha Rathnaweera, de la Dependencia de Vigilancia de la Junta de Energía Atómica de Sri Lanka, está encargado de proporcionar asesoramiento radiológico especializado a la autoridad aduanera en caso de alarma por radiación. En su opinión, TRACE facilita su función de apoyo a los funcionarios de aduanas para determinar si una alarma es motivo de preocupación o no. Ahora, esta asesora cuenta con un recurso que proporciona información radiológica fiable, lo que contribuye a evitar inspecciones y demoras innecesarias.Indunil Liyanage, funcionario superior de aduanas de Sri Lanka, supervisa la capacitación de los funcionarios de aduanas responsables de evaluar las alarmas por radiación.<p>

<p>   
Según afirma, la aplicación móvil ha reducido el tiempo necesario para capacitar a los funcionarios para evaluar las alarmas, que antes era de varios días y ahora es de unas horas. “TRACE es un instrumento fácil de usar que ofrece un acceso fiable a recursos como códigos de mercancías, imágenes, descripciones del uso de distintos materiales y el embalaje adecuado”. 
Expertos de Sri Lanka, un centro nodal de comercio por el que pasan a diario miles de contenedores, aprovecharon su dilatada experiencia para contribuir a la creación de TRACE. En particular, proporcionaron información sobre alarmas, mediciones con el equipo de mano, tipos de mercancías, isótopos registrados, peso probable de las mercancías, etcétera.El Sr. Perera aseguró que la colaboración con el OIEA en la creación de la aplicación móvil ha resultado de ayuda tanto para Sri Lanka como para otros grandes puertos marítimos: “TRACE ayuda a reforzar la seguridad física nuclear en todo el mundo”.<p>AGRADECIMIENTOS:</p>
<p>Junta de Energía Atómica de Sri Lanka</p>
<p>Aduanas de Sri Lanka</p>
<p>Autoridad Portuaria de Sri Lanka</p>
<p>Departamento General de Aduanas e Impuestos Especiales de Camboya</p>

<p>AGRADECIMIENTOS ESPECIALES:</p>
<p>Charles Massey, Oficial de Seguridad Física Nuclear, División de Seguridad Física Nuclear, Departamento de Seguridad Nuclear Tecnológica y Física del OIEA</p>

<p>Nadeera Hemamali Gunaratna Mudiyanselage, Funcionario Subalterno del Cuadro Orgánico, División de Seguridad Física Nuclear, Departamento de Seguridad Nuclear Tecnológica y Física del OIEA</p>Copyright: OIEA 2017
DEPARTAMENTO DE SEGURIDAD NUCLEAR TECNOLÓGICA Y FÍSICA

Síganos

Hoja informativa