You are here

Las autoridades de Viet Nam controlan la propagación de la peste porcina africana mediante técnicas nucleares

Gerrit Viljoen

(Fotografía: L. Gil/OIEA)

En 2019 la industria porcina de Viet Nam escapó a una oleada de peste porcina africana (PPA) y otras enfermedades animales que golpeó Asia Sudoriental, gracias a la rápida intervención de investigadores del Centro Nacional de Diagnóstico Veterinario (NCVD). Este equipo de investigación empleó capacitación y equipos obtenidos con apoyo del OIEA, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para diagnosticar con celeridad enfermedades como la PPA mediante el uso de técnicas nucleares y de otro tipo a fin de controlar la propagación de estas enfermedades, proteger la industria ganadera del país y garantizar la seguridad alimentaria.

En agosto de 2018, China, que comparte frontera con Viet Nam, informó de su primer caso de PPA. La enfermedad se propagó rápidamente a la parte meridional del país y, finalmente, a Viet Nam. Dado que aún no se disponía de una vacuna contra la PPA, la detección temprana y exacta de la enfermedad era fundamental para aplicar medidas sanitarias y de bioprotección rigurosas a fin de contenerla y, a la larga, eliminarla.

Inmediatamente después de tener conocimiento del brote en China, el OIEA, en cooperación con la FAO, impartió un curso de capacitación a especialistas en diagnóstico veterinario de Asia Sudoriental, con inclusión de Viet Nam, sobre el diagnóstico de la PPA y otras enfermedades infecciosas. Provistos de estos conocimientos, los expertos vietnamitas pudieron diagnosticar la PPA de forma temprana y adoptar medidas para proteger las granjas porcinas del país.

Thanh Long To, Director del NCVD, señala que “la capacidad de realizar pruebas de forma competente es un hito importante, no solo para nuestro instituto sino para el país en su totalidad. Tememos que, con el aumento del comercio y los viajes en la región, el país se enfrente cada vez con más frecuencia a enfermedades animales y zoonóticas transfronterizas”.

La cabaña porcina de Viet Nam consta de 30 millones de cerdos, la mayoría criados en granjas familiares, y representa aproximadamente tres cuartas partes de la producción y el consumo totales de carne a nivel interno. La demanda de cerdo viene aumentando a un ritmo anual de entre el 6 y el 8 %.

Antes de que se impartiera el curso de capacitación el NCVD tenía que enviar las muestras sospechosas de PPA a laboratorios de referencia del extranjero para obtener confirmación, proceso que podía llevar entre tres y cuatro semanas; demasiado tiempo para aplicar medidas de control de forma oportuna. Según el Sr. To, ahora que el país dispone de los conocimientos a nivel interno, el examen de las muestras se puede realizar en el plazo de un día.

Actualmente, el NCVD cuenta con capacidad para examinar aproximadamente medio millón de muestras al año y ayudar en la contención no solo de la PPA, sino también de la fiebre aftosa, la leptospirosis, la rabia y la viruela caprina, entre otras enfermedades (más información).

El OIEA prestó su apoyo a través de un programa de cooperación técnica destinado a fortalecer las capacidades del NCVD en el empleo de técnicas serológicas, moleculares y nucleares para el diagnóstico y el control tempranos y rápidos de enfermedades zoonóticas transfronterizas. El NCVD también recibe apoyo al ser uno de los 19 miembros de Asia participantes en la Red de Laboratorios de Diagnóstico Veterinario (Red VETLAB) de la División Mixta FAO/OIEA de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura.

 

June, 2020
Vol. 61-2

Síganos

Hoja informativa