Proyecto de refugio multilateral de enriquecimiento

 

Como respuesta a la cuestión de la garantía de suministro de combustible nuclear, el Gobierno de Alemania ha propuesto el establecimiento de una planta multilateral de enriquecimiento de uranio administrada por el OIEA. La propuesta alemana de un proyecto de refugio multilateral de enriquecimiento (MESP) posibilita un acceso independiente a servicios relacionados con el ciclo del combustible nuclear, y complementa otras propuestas relacionadas con la garantía de suministro de combustible nuclear.

La MESP se orienta a proporcionar un sistema de suministro garantizado y rentable de combustible nuclear. Brinda a los Estados una garantía máxima de suministro sin el costo, la imprevisibilidad y el riesgo de proliferación que entraña la creación de capacidades nacionales de enriquecimiento. La propuesta prevé la construcción de una o más instalaciones de enriquecimiento bajo la supervisión exclusiva del OIEA y pretende reducir al mínimo la influencia de los titulares de tecnologías de enriquecimiento en la explotación de esas instalaciones.

Aspectos generales

  • Los Estados interesados fundarían una empresa comercial de enriquecimiento que pasaría a competir en el mercado de servicios de enriquecimiento. El grupo de Estados interesados organizaría su cooperación según sus propias preferencias y concertaría un acuerdo para participar en el proyecto de refugio multilateral de enriquecimiento. La empresa de enriquecimiento prestaría sus servicios valiéndose de la tecnología comprobada de uno de los titulares de tecnología de enriquecimiento de uranio.
  • Las instalaciones de enriquecimiento de esta empresa se encontrarían en un “refugio multilateral de enriquecimiento” (o “MES”) administrado por el OIEA. El MES se establecería en virtud de un acuerdo que concertaran el OIEA y el Estado anfitrión.

 

Para ofrecer mayores garantías en relación con el suministro de combustible nuclear, la empresa de enriquecimiento podría crear y mantener una reserva de estabilización o una reserva física de combustible nuclear que estaría a disposición del Director General del OIEA, previo aviso, según las condiciones establecidas por la Junta de Gobernadores.

El proyecto precisaría que el Estado del proveedor de la tecnología y el OIEA como entidad encargada del control del territorio adoptaran disposiciones para la protección de la tecnología.

Principios de la propuesta

La propuesta alemana se ajusta plenamente a los principios del mecanismo de garantía de suministro propuesto:

  1. No tiene carácter político ni discriminatorio y está a disposición de todos los Estados que cumplan sus obligaciones de salvaguardias;
  2. Todo suministro de material se determinaría a partir de criterios no políticos establecidos por adelantado y aplicados de forma objetiva y sistemática, y
  3. Ningún Estado tendría que renunciar a sus derechos dimanantes del Tratado sobre No Proliferación en lo que respecta a parte alguna del ciclo del combustible nuclear.

Síganos

Hoja informativa