You are here

Por la seguridad física de nuestro mundo nuclear

Rafael Mariano Grossi

Rafael Grossi

La tecnología nuclear mejora la vida de millones de personas de todo el mundo en ámbitos como la energía, la asistencia médica, la industria y la agricultura, entre muchos otros. Sin embargo, los materiales nucleares y otros materiales radiactivos despiertan inevitablemente un interés malevolente entre los terroristas y otros delincuentes. En estos tiempos inciertos, de conflictos y tensiones en muchas regiones, es de vital importancia proteger esos materiales para que no caigan en manos indebidas. Solo así podremos garantizar la sostenibilidad de los enormes beneficios de la tecnología nuclear para la paz y el desarrollo.

El OIEA está en el centro de la cooperación internacional en seguridad física nuclear. Ayudamos a los países a proporcionar una eficaz protección física de los materiales nucleares y otros materiales radiactivos y a poner en marcha los sistemas, las leyes y los reglamentos necesarios. Nuestras orientaciones ayudan a los países a prevenir y detectar los actos dolosos relacionados con sustancias radiactivas, y a responder a ellos, además de garantizar la protección de las personas y el medio ambiente dentro de lo humanamente posible.

Aunque la responsabilidad principal de la seguridad física nuclear recae en cada país, la amenaza es mundial y precisa una respuesta global.
Rafael Mariano Grossi, Director General, OIEA

La Conferencia Internacional del OIEA sobre Seguridad Física Nuclear: Mantener e Intensificar los Esfuerzos, que se celebrará del 10 al 14 de febrero de 2020, brinda a ministros, encargados de formular políticas, funcionarios superiores y expertos una importante oportunidad de examinar los enfoques y las prioridades actuales de seguridad física nuclear.

En esta edición del Boletín del OIEA se presenta un resumen de nuestra labor en este ámbito. Conocerá la manera en que el Senegal ha trabajado con el OIEA para elaborar un plan integrado de apoyo a la seguridad física nuclear que fortalezca su régimen nacional de seguridad física nuclear y cómo Rumania ha hecho uso del apoyo del OIEA en criminalística nuclear contra delincuentes que estaban utilizando materiales radiactivos ilícitamente.

Para que los regímenes nacionales de seguridad física nuclear sean sólidos se precisan profesionales con una buena capacitación y formación. Los egresados del Curso Internacional sobre Seguridad Física Nuclear, celebrado en Italia, están ya de vuelta en sus países y han fortalecido la seguridad física nuclear nacional, en tanto que los centros de capacitación, como el Centro Estatal de Tecnología de Seguridad Física Nuclear de China, ayudan a los profesionales a perfeccionar sus aptitudes y obtener experiencia en una serie de esferas relacionadas con la seguridad física nuclear.

A fin de contar con las mentes más brillantes, en el OIEA estamos determinados a aumentar la participación de la mujer en todas nuestras esferas de trabajo y ayudar a los países a mejorar el equilibrio de género en el ámbito nuclear. Tres funcionarias superiores de la esfera de la seguridad física nuclear dan a conocer sus experiencias y ofrecen consejos a las personas interesadas en trabajar en este campo.

Una parte importante de los servicios del OIEA consiste en ayudar a poner en marcha medidas eficaces de seguridad física nuclear en eventos públicos importantes, lo cual entraña además beneficios a largo plazo para los países de que se trate. Dado que los materiales nucleares y radiactivos son más susceptibles de ser objeto de robo o sabotaje durante el transporte, esas operaciones se coordinan minuciosamente para llevarlas a cabo con la máxima seguridad física.

La Base de Datos del OIEA sobre Incidentes y Tráfico Ilícito lleva un registro del material perdido o robado, reduciéndose así el riesgo de que caiga en manos indebidas y mejorando las posibilidades de recuperarlo. La tecnología innovadora, como los detectores de radiación en mochila, tiene una importancia clave en la detección de materiales que corren el riesgo de ser utilizados con fines dolosos.

Aunque la responsabilidad principal de la seguridad física nuclear recae en cada país, la amenaza es mundial y precisa una respuesta global. Al prestar asistencia práctica y reunir a líderes políticos y expertos técnicos para que intercambien experiencias, el OIEA realiza una contribución fundamental a la seguridad física nuclear mundial y ayuda a los países a llevarle la delantera al terrorismo nuclear.

February, 2020
Vol. 61-1

Síganos

Hoja informativa