You are here

Apoyar la PUI para fortalecer el efecto positivo de la energía nuclear en todo el mundo

Takeshi Hikihara

Takeshi Hikihara es Embajador y Representante Permanente del Japón ante las Organizaciones Internacionales con sede en Viena. Cuenta con más de 35 años de experiencia en materia de relaciones exteriores y diplomacia.

El número creciente de países que se adhieren al OIEA y sus necesidades cambiantes exigen que se preste asistencia oportuna con el uso pacífico de la ciencia y la tecnología nucleares. La Iniciativa sobre los Usos Pacíficos (PUI) cumple una función inestimable en el fortalecimiento y el apoyo de aplicaciones pacíficas de la tecnología nuclear y en la prestación de asistencia a países de todo el mundo. Esto se logra otorgando recursos y complementando el Presupuesto Ordinario del OIEA y el Fondo de Cooperación Técnica, lo que ayuda a garantizar que los países puedan seguir obteniendo el apoyo que necesitan en el momento que lo necesitan.

El Japón valora sobremanera todo lo que la PUI ha hecho desde su creación en 2010. Ha apoyado incondicionalmente la Iniciativa con contribuciones que ascienden a más de 38 millones de euros hasta la fecha, lo que ha permitido financiar 86 proyectos del OIEA en diversas esferas, como el diagnóstico y el tratamiento del cáncer, enfermedades infecciosas, la alimentación y la agricultura, la gestión de los recursos hídricos, la protección ambiental, la seguridad nuclear y la protección radiológica, y el desarrollo de infraestructura nuclear.

Apoyar la PUI

El Japón realizó su primera contribución a la PUI en 2011 y desde entonces ha apoyado la Iniciativa en forma constante. Hay tres razones principales que motivaron su decisión de apoyarla.

La primera es que la PUI cumple una función importante en el apoyo al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), un acuerdo internacional que tiene por objeto promover la no proliferación, el desarme y los usos pacíficos de la energía nuclear. En el TNP se establece que todo país que cumpla sus obligaciones de no proliferación tiene el “derecho inalienable” de investigar, desarrollar y utilizar la energía nuclear con fines pacíficos. En la promesa de 25 millones de dólares de los Estados Unidos realizada por el Japón en la Conferencia de Examen del TNP celebrada en 2015 se pone de relieve su voluntad, en calidad de Estado Parte en el TNP, de apoyar y promover los usos pacíficos de la energía nuclear en los Estados Miembros del OIEA.

La segunda es el efecto de la PUI en las iniciativas para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De los 17 ODS, 9 están directamente relacionados con las actividades del OIEA. Los ODS son factores determinantes importantes para el Japón al momento de examinar su contribución a la PUI para proyectos del OIEA. Esto también está en consonancia con la declaración realizada por Estados Miembros del OIEA en noviembre de 2018 en la Conferencia Ministerial del OIEA sobre Ciencia y Tecnología Nucleares, copresidida por el Japón. La declaración puso de relieve la forma en que la ciencia y la tecnología nucleares pueden contribuir al logro de los ODS.

La tercera es cómo el apoyo por medio de la PUI contribuye al Proyecto de Renovación de los Laboratorios de Aplicaciones Nucleares (ReNuAL). Este proyecto de modernización en varias fases tiene el propósito de garantizar que los laboratorios de aplicaciones nucleares del OIEA estén equipados para prestar asistencia técnica a los países a fin de que hagan frente a desafíos mundiales en las esferas de la alimentación y la agricultura, la salud humana, el medio ambiente y el desarrollo y uso de instrumentos científicos nucleares. La magnitud y el presupuesto sin precedentes del proyecto fueron financiados con casi 40 millones de euros en contribuciones a la PUI provenientes de 42 Estados Miembros, incluida la suma de 6,5 millones de euros aportada por el Japón.

La COVID-19 y más

Los efectos de la PUI en la vida real pueden observarse en la asistencia prestada a los Estados Miembros para la lucha contra la pandemia mundial de COVID-19. La agilidad y flexibilidad de la PUI hicieron que fuera una vía fundamental para complementar el presupuesto del OIEA y prestar apoyo rápidamente. En mayo de 2020 el Japón, por medio de la PUI, otorgó 4 millones de euros para que el OIEA ayudara a sus Estados Miembros en la lucha contra la COVID-19. De esa suma, 3 millones de euros se destinaron a kits de detección y suministros de laboratorio conexos para los Estados Miembros que los necesitaran. La suma restante de 1 millón de euros habrá de utilizarse en consonancia con el proyecto Medidas Integradas contra las Enfermedades Zoonóticas (ZODIAC), una nueva iniciativa del OIEA para la lucha contra la COVID-19 y otras enfermedades zoonóticas, que son las que se transmiten de los animales a los seres humanos.

La PUI también ha constituido una vía para prestar apoyo al Programa de Becas Marie Skłodowska-Curie del OIEA, que tiene por objeto alentar a las mujeres a seguir una carrera en los ámbitos de la ciencia y la tecnología nucleares, la seguridad nuclear tecnológica y física o la no proliferación nuclear. Dado que el programa no forma parte del Presupuesto Ordinario del OIEA ni está financiado por el FCT, el Japón decidió realizar una contribución adicional a la PUI de un monto de 500 000 euros, para apoyar directamente esta importante Iniciativa dirigida por el Director General del OIEA, Rafael Mariano Grossi.

Si bien la mayor parte del apoyo recibido mediante la PUI proviene de los gobiernos, el sector privado también puede realizar contribuciones a través de esa Iniciativa. En octubre de 2017, la empresa fabricante japonesa Shimadzu Corporation donó equipo de espectrometría de masas y prestó apoyo técnico para el desarrollo de métodos para la utilización de ese equipo, mediante la PUI, lo que abrió las puertas a las contribuciones en especie a esa Iniciativa.

El Japón considera que la PUI es esencial y tiene el propósito de seguir apoyándola plenamente en cuanto instrumento importante para impulsar las actividades del OIEA y promover los usos pacíficos de la energía nuclear. Un apoyo más importante y más amplio de los Estados Miembros del OIEA y otras partes pertinentes a la PUI aumentará el valor de ese instrumento útil y ampliará aún más los efectos positivos de las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear.

November, 2020
Vol. 61-4

Síganos

Hoja informativa