1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content
  4. Skip to sidebar


  • More Sharing...

Las toxinas de las algas

Moluscos

Las algas venenosas contaminan los moluscos con toxinas que están clasificadas como uno de los venenos naturales más potentes del mundo. (Fotografía cortesía de: M. Caniggia). Véase: Galería de fotos

Story Resources

Las floraciones de algas nocivas, o "mareas rojas" son algo que de bueno pasó a ser malo. La mayoría de las variedades de algas no son nocivas sino de vital importancia para la cadena alimentaria, y gracias a ellas subsisten una multitud de especies marinas tales como ostras y almejas. A veces, las algas crecen con extrema rapidez o "florecen" en forma de grandes extensiones rojizas cerca de la superficie del agua. Pero un pequeño número de especies producen varios tipos de toxinas, entre ellos las saxitoxinas, que constituyen un potente veneno. Cuando estas especies "florecen" los resultados pueden ser mortales. Los moluscos filtran y absorben las algas tóxicas. Cuando el hombre ingiere mariscos contaminados se bloquea el flujo del sodio a través del sistema nervioso. Los síntomas varían desde un leve malestar hasta vómitos, asfixia, parálisis, ataques e incluso la muerte por fallo cardíaco-respiratorio.

La intoxicación paralítica por mariscos es el riesgo más común para el hombre cuando ingiere mariscos contaminados. En los casos más graves las toxinas bloquean los nervios del cuerpo humano dando lugar a la parálisis (aunque el corazón y el cerebro siguen funcionando), hasta que se produce la muerte por asfixia. No existe un antídoto para la intoxicación paralítica por mariscos.

Tierra del Fuego, en el sur de Chile, es la línea costera más tóxica del mundo, seguida por British Columbia. Los niveles de este tipo de toxinas registrados en dicha zona indican que bastan 100 gramos de carne de mariscos para ocasionar la muerte a 16 personas.

El fenómeno de las floraciones de algas nocivas ha aumentado espectacularmente en los últimos 30 años. Los científicos no saben con certeza por qué están aumentando las floraciones de algas tóxicas. Una teoría es que se debe al calentamiento de la atmósfera.

En algunos casos los brotes de algas tóxicas pueden ser consecuencia del estrés ambiental, incluida la contaminación producida por el hombre. Con anterioridad al brote surgido en Chile en enero de 2002, hubo una tormenta seguida de días de verano excepcionalmente calurosos.

Aunque no está del todo claro, las posibles explicaciones del surgimiento de floraciones de algas tóxicas se relacionan con las actividades humanas y cuestiones mundiales como el cambio climático. Por ejemplo:

  • Sustitución de humedales naturales, pantanos salinos y manglares por estanques de acuacultura;
  • Introducción accidental de algas tóxicas por descargas de agua de lastre, al pasar los buques de una línea costera nacional a otra; y
  • Alteraciones generales de la calidad del agua de la costa debido a lluvia ácida, deforestación o contaminación.

Florence Boisson, científica investigadora del Laboratorio del Medio Ambiente Marino de Mónaco, del OIEA, dice que el problema del aumento de las floraciones de algas tóxicas está estrechamente vinculado al número cada vez mayor de solicitudes de asistencia de los países.

"El OIEA tiene una clara función de liderazgo en lo que respecta a hacer llegar los beneficios del análisis radiométrico receptor-ligando a sus 137 Estados Miembros, asignando a esta tarea la máxima prioridad en el contexto de la gestión de las zonas costeras", nos dice.

El OIEA está prestando asistencia técnica a China, Indonesia, Malasia, Pakistán, Tailandia, Viet Nam, Filipinas, Angola, Namibia, Sudáfrica y Chile en la utilización del análisis radiométrico receptor-ligando como sistema de vigilancia para detectar cualquier floración peligrosa. El objetivo final - mejorar la salud pública en todo el mundo, y dar a las comunidades costeras la posibilidad de controlar mejor su futuro eliminando las incertidumbres que pueden acarrear las mareas rojas. -- Kirstie Hansen, División de Información Pública del OIEA